Última actualización en enero 28, 2022 por Patricia H. E.

Vídeo

https://youtu.be/vL7w36Px750

Transcripción

Si piensas que eres inapropiado en cierta manera. Tu Guía te está diciendo: “Este pensamiento no es bueno para ti”, y tú dices: “Bien, si un pensamiento es bueno o no para mí, ¿debería casarme con esta persona?” Y nosotros decimos: “Queremos hacerte diferentes preguntas.” En vez de “Qué debo hacer”, queremos que sigas el pensamiento de tu Fuente. Y el pensamiento de esa Fuente dentro de ti está buscando cosas que apreciar. Sabemos que la Guía siempre suena como: “¿Debo tomar este camino o tomar este camino?”. Cuando entiendes que la Dirección es sobre la dirección de tu pensamiento, y tú deliberadamente escoges el pensamiento que se siente mejor, el pensamiento que se siente mejor, el pensamiento que se siente mejor. Entonces, lo que comienza a suceder es que te pones en marcha con el flujo tan bien, que preguntas sobre qué hacer se responden a sí mismas fácilmente, porque es muy obvio qué hacer. O sea, cuando sales del torbellino, y comienzas a ir con la corriente, la corriente te lleva de tal manera que nos dirías algo más como: “Abraham, no me importa un bledo qué pienses, esto es lo que voy a hacer”.

    La confusión se va cuando la resistencia se va. Entonces, ¿entendiste eso? Es algo realmente importante, cuando dices: “No importa lo que voy a hacer, cómo voy a pensar respecto a esto”. Y eliges el pensamiento que se siente mejor, y lo haces consistentemente sobre cualquier tema, especialmente este tema. Al hacer eso más consistentemente, lo que sucede es que la corriente está fluyendo con tanta fluidez, y tú estás tan bien colocado en ella, que todo el caos y la confusión de tu vida se van de ti, y tienes claridad sobre qué hacer.

    Danos un ejemplo de algunos de los pensamientos que pasan por tu mente, relacionados con esta relación.

    —Bien, me gustaría comprar una casa, y financieramente él no está en esa posición, así que no siento que él es mi igual financiero. Así que me quedo atrapada en pensar que quizá me estoy conformando. No estoy orgullosa de estos pensamientos, pero esto es lo que pienso. Debería tener una pareja con quien pueda tener un sueño, el cual debería ser comprar una casa, lo cual realmente me gustaría.

    —Muy bien, entonces, vamos a analizar esto minuciosamente. Estás diciendo: “En mi experiencia de vida, he vivido en muchos lugares, y al haberlo hecho he dado a luz a una serie de cohetes de deseos, como una vida de ensueños y una casa de ensueños.”. Al yo sostener esa visión, y al mirarte a ti, no coinciden.

    Entonces, quizá no seas la indicada. “Y no estoy orgullosa de eso”, dices. Queremos decirte que cada vez que dices cosas como: “No estoy orgullosa de mí”, “Sé que no debería estar teniendo estos pensamientos”, tampoco coincides con la manera en la que la Fuente se siente respecto a ti, quien siempre te ama, sin importar qué pensamientos puedan estar pasando por tu mente. O sea, hay todo tipo de niveles de discordancia en una situación como esta. Así que vamos a solucionarlo.

    Entonces, mi potencial esposo, te veo financieramente irresponsable, y me veo a mí misma como financieramente responsable. Así que necesitas cambiar, de modo que yo pueda verte de la manera que necesito verte, de modo que me pueda sentir mejor. Y nosotros decimos: “Esto es solo el comienzo de tu problema”. Porque cuando ves algo que necesita ser diferente, de modo que te puedas sentir diferente, y entonces, lo empeoras aún más diciendo: “No solo te veo como eres, no lo invento, te veo como eres, y no vas a la par con lo que quiero financieramente; pero tú puedes muy bien detenerme de alcanzar mi sueño. Así que tú realmente necesitas ser diferente, porque yo no voy a dejarte, por más que te ame mucho en muchos aspectos, no te voy a dejar que me detengas de alcanzar mi sueño.” Y nosotros decimos: “No importa él, tú te estás deteniendo de alcanzar tu sueño”. Porque tienes un sueño y lo estás contradiciendo. Entonces dices: “Espera, no lo estoy contradiciendo, estoy señalando que él lo está contradiciendo”. Y nosotros decimos: “Pero tú eres quien lo está haciendo”. “Pero, espera, si él fuese diferente, yo no lo haría”. Y nosotros decimos: “No tienes que hacerlo, sea o no sea él diferente”. O sea, solo no contradigas tu propio sueño. “Así que, Abraham, ¿estás diciendo que tengo aquí esta casa de ensueño en mi depósito vibratorio, y si simplemente no lo miro a él y le digo: ‘Me estás deteniendo de ella’, entonces giraré e iré en la dirección de ella sin importar cómo es él financieramente?” Decimos: “Sí.”

Quizás te gustaría:  ¿Me conviene el trabajar con esa compañía? Abraham Hicks español

    Tu sueño no es contingente respecto a él, tu sueño es contingente respecto a tu alineación con tu sueño. Y cuando usas su actual estado financiero como razón para preocuparte, y contradecir tu propio sueño sobre tu propia casa, bien, estás contradiciendo tu propio sueño, no lo estás siguiendo con la casa que has creado, pero no es su culpa. Es tuya.

    Ahora, esta es la pregunta más importante, relacionada con este problema en específico, que te queremos hacer. Solo relájate, será esclarecedor.

    ¿Crees que con o sin esta persona tienes la habilidad de alcanzar tus sueños y objetivos?

    La razón por la que preguntamos esto es porque si crees que con o sin alguien que la vida te colocó, tienes la habilidad de andar y fluir a él, tu éxito no es contingente respecto a lo que alguien más haga. Eso es algo muy poderoso que saber, pero si crees que no tienes la habilidad de obtenerlo por ti misma, y estás buscando a alguien más para rellenar esas piezas faltantes… Esto es interesante, ¿no lo es? Y luego dices, “Oh, sí, necesito alguien que haga esto, esto y esto, y tú no haces esas cosas, así que puede que no seas la correcta. 

    ¿Entiendes hacia donde vamos? Cuando estás tan empoderada que sabes “Oye, soy la Fuente de Energía en un cuerpo físico, la vida me causó colocar todo tipo de cosas en mi depósito vibratorio. La corriente me está llevando hacia esas cosas, no puedo no tener éxito”. O sea, no es posible para mí no obtener lo que quiero. Debo obtener lo que quiero. Está configurado para mi éxito, y ahora sé eso. Así que ahora tú y tu situación financiera no son problemas. Así que, lo que quieres decirle a tu amante: “Enfréntalo, yo seré rica, yo viviré en lugares hermosos. Con esto me he alineado, así que, si estás de acuerdo con eso, ven”. Pero eso no es lo que estás diciendo. Lo que estás diciendo es: “Tengo sueños que no puedo lograr sin tu apoyo y tu trabajo duro y esfuerzo, y ya que veo la ausencia de tu trabajo duro, entonces probablemente no eres el indicado. Y nosotros decimos: “Bajo esas condiciones, estaríamos de acuerdo”. Pero, cuando ese es tu criterio, cuando estás diciendo a tus futuras parejas: “Tengo sueño y quiero que hagas ciertas cosas para poder ayudarme a mí a lograr mi sueño”. Solo queremos decirlo francamente y sin rodeos: Esos sueños han de ser bastante minúsculos, flacos y exiguos. Porque eso es todo lo que tu acción te rendirá. Pero si tienes grandes sueños, y tienes alineación, entonces puedes arreglarte con alguien que tenga cero ambición, y tus sueños se volverán realidad de todas formas, porque tus sueños no son contingentes respecto a lo que todos los demás hacen, solo lo que tú haces con tu vibración.    ¿Qué tal eso?

Así que quieres decirle a todos los que están en tu vida: “Soy una persona feliz, ni modo.” “Soy una persona exitosa, ni modo.” “Lo que quiero siempre sucede”. “Ya no me interpongo en mi propio camino, y tú jamás pudiste, así que todo está bien conmigo”. Y entonces comienzas a tomar tus decisiones amorosas en las cosas que realmente importan, como: ¿Eres fácil de amar? ¿Te amo? ¿Haces cantar mi corazón? ¿Coincides con los criterios que he puesto en mi depósito vibratorio sobre eso? ¿Eres amable? ¿Tienes claridad de mente? ¿Tienes sed de vida? ¿Sonríes fácilmente? ¿Ríes fácilmente? ¿Quieres amar? ¿Se te hace fácil amar? 

Quizás te gustaría:  Tus hijos saben que saben ~ Abraham Hicks

    Y debemos decirte, toda persona en el planeta es esa persona, si no están resistiendo la corriente yendo río arriba. Así que cuando tú paras de resistir la corriente y comienzas a ir río abajo, entonces meditante la claridad de tu ejemplo, puedes enseñarle a quien sea a ir con la corriente. 

Así que pensamos que con lo que quizá te estás lidiando aquí, más que nada es: “¿Esta persona se siente como alguien que probablemente comenzará a ir con la corriente pronto? ¿O se siente como alguien que va estar muy resistente a eso? Y decimos: El tiempo te lo dirá, no tienes que tomar hoy esa decisión. Solo juega con eso, tú ve con la corriente. Y mira que nos hemos dado cuenta que mientras más vas con la corriente, más rápido fluirá tu corriente. Mientras más fluyas con ella, más quienes van contigo tienen que permanecer contigo yendo con tu corriente. 

    Así que no hay nada por lo que tengas que preocuparte. No tienes que preocuparte por romper con él, porque si vas con la corriente, y el otro no lo está, hay distancia yendo entre ustedes. O sea, ¿no es eso genial saberlo? No tengo que emitir una advertencia: “¡Tú no vas con la corriente!” “¡Estoy 27 millas río abajo!” “¡No sé por cuánto tiempo más podremos mantener esta relación!” “¡Apenas y puedo verte ya!”

    La ley de atracción se hace cargo de eso, lo ves. Pero la mayoría de ustedes no juegan de esa manera, la mayoría van con la corriente y luego miran hacia atrás y dicen: “Espera un minuto, tú no vas con la corriente”. ¿Y pues sabes qué? Tú tampoco!

    Así que, ahora, porque tú no vas con la corriente, yo no voy con la corriente, y estoy muy irritada por eso, debo decirte. ¡Me estás deteniendo de ir con la corriente! ¡Me estás reteniendo de todo lo que me he vuelto! Y decimos: “No, no lo está, solo ve con la corriente.” Y cuando echas a marchar con la corriente, te prometemos que te encontrarás con otros que van con la corriente, y no tendrás este problema. “¿Pero y que hay de él?”

    Y quién sabe, cuando vayas con la corriente, puede que él también. Si él estuviese sentado aquí, quizá nos dijese: “Iría con la corriente si no fuese por ella”. 

Pensamos que estuviésemos teniendo esta idéntica conversación con él. Por eso nuestro trabajo es fácil, solo tenemos una respuesta y se la decimos a todo el mundo.

-—Pero para responder a tu pregunta, ¿pienso que puedo hacerlo por mí misma? Pienso que puedo cometer un error, y arruinarlo, honestamente. Pero…

—Pensamos que puedes cometer un error, pensamos que puedes cometer un millón de errores. Pensamos que ya lo has cometido, si estás viva. O sea, de eso es que trata el contraste. Pero en todo lo que haces que te hace pensar: “Vaya, no debí haber hecho eso.”, tú lanzas una claridad más grande sobre lo que quieres, y la parte más grande de ti se hace más clara. 

Así que, siempre decimos que no puedes equivocarte, así que no puede haber un error. No puedes equivocarte, y nunca vas a terminarlo. Y la razón por la que no puedes equivocarte es porque nunca está terminado. Entonces, tan lejos como llegaríamos con la idea humana del error, es que puedes retenerte temporalmente fuera de la corriente, pero en el momento que dejas de hacer eso, vas con la corriente, así que no hay ningún daño. No hay ningún daño, porque la corriente no dice: “He estado fluyendo y fluyendo y fluyendo, y tú no has estado yendo. Y ahora francamente estoy cansada de ti. Así que vamos a fluir alrededor de ti.” La corriente solo fluye, y nunca deja de fluir, y nunca deja de fluir en la dirección de lo que quieres, y tú colocas tu bote en cualquier lugar, pero lo que es importante es que colocas tu bote en donde estás. Colocas tu bote en donde estás, y eso es suficiente. 

Quizás te gustaría:  Cómo saber qué decisión tomar

    Queremos decir esto de una manera que realmente lo oigas. Es suficiente que estés colocando tu bote justo donde estás. ¿Y sabes por qué es suficiente? Porque no tienes elección. Debe ser suficiente, porque no puedes colocar tu bote en otro lugar que no sea donde estás. ¿Puedes?

    No puedes, estás en donde estás. Así que justo ahora no tienes tanto dinero como quieres, y sueñas con una casa, pero no eres capaz de manifestarla. Y tienes una pareja que es tan amoroso es muchos aspectos, y no tanto en algunos aspectos, pero estás donde estás, estás donde estás, estás donde estás, así que colocas tu bote, no tienes elección.

    Así que no solo es suficiente, tiene que ser suficiente, porque es todo lo que puedes hacer. Pero tienes la elección entre quejarte o esperar buenas cosas. Tienes la elección entre preocuparte por el futuro o esperar con ganas el futuro. Tienes la elección entre mortificarte o alabarte; o mortificar a tu pareja o alabar a tu pareja. O sea, esa es la elección que tienes. Río arriba o río abajo, esa es la única elección que tienes. Y cuando consistentemente tomas más elecciones río abajo, eso significa que la vida se vuelve más divertida, la vida se vuelve más llena, la vida se vuelve mejor, te sientes mejor.

    ¿Ves a estos tipos y a estas canoas con sus remos, y están en esos furiosos ríos? Y ellos solo van con la corriente. No les está mortificando,  es como si no pudiesen encontrar un río que sea demasiado rápido para ellos. Y tú eres también, tú no puedes encontrar una corriente que sea demasiada rápida para ti, cuando aprendes a dejar ir la resistencia, y dejas que solo te lleve la corriente. Oh, que paseo es ese. Para eso viniste, viniste por ese paseo. Y muchos de ustedes dicen: Oh, sé que vine por el paseo, pero vine por la manifestación al final del paseo. Y decimos: Primero que todo, no hay final del paseo. El paseo es a lo que viniste. No hay final del río.

Audio MP3 + Transcripción PDF

Disfruta de este, y muchísimos más mensajes de Abraham que no dejan de maravillar cada momento de tu vida, en tu mobile, tableta o reproductor de MP3.

Y además profundiza aún más con la transcripción en PDF incluida en formato optimizado para tus notas y reflexiones.

audio + pdf abraham hicks en espanol

¿Para qué habrías de querer los recursos multimedia?

Con el audio y el texto obtienes facilidad, conveniencia y portabilidad de puros buenos momentos! Este material es para volver a saborear —leer, escuchar y releer y reescuchar. Cada vez aprendes algo nuevo, aún si ya has oído el mismo clip varias veces antes. Con cada escucha te vuelves más sabi@ y vives más feliz!

Vídeo original

Créditos

Audio original propiedad de Abraham-Hicks ♥ Usado con permiso estipulado en su canal de YouTube http://www.youtube.com/AbrahamHicks

Producción vídeo, traducción y doblaje al español © TuVidaAhora.com, propiedad de Patricia y Roberto Espinoza. Derechos reservados.

Pin It on Pinterest

Share This