El pensamiento que piensas, piensas, y atrae algo; luego piensas un poco más, y atrae más, y luego piensas un poco más. O sea, cuando tienes una expectativa, tienes un pensamiento dominante y la Ley de la Atracción va a cumplírtela de nuevo, y de nuevo, y de nuevo. Y tú dices: “La razón por que creo esto, es porque es verdad.” Y te decimos: la razón porque crees, es porque has practicado ese pensamiento. Todo lo que una creencia es, es un pensamiento que sigues practicando.

–Abraham

Leer más

Pin It on Pinterest