No podemos enfocarnos en las debilidades de los demás y evocar sus fortalezas

No podemos enfocarnos en las debilidades de los demás y evocar sus fortalezas

No podemos enfocarnos en las debilidades de los demás y evocar sus fortalezas. No puedes enfocarte en las cosas que piensas ellos están haciendo mal, y evocar algo que te haga sentir mejor. Tienes que tocar al ritmo del tambor que te haga sentir bien mientras lo tocas. Y cuando lo haces, serás una señal fuerte de influencia que les ayudará a reconectarse con quien ellos son.

– Abraham

Pin It on Pinterest