Eres quisquilloso sobre el auto que manejas. Eres quisquilloso sobre la ropa que usas. Eres quisquilloso sobre lo que pones en tu boca. Queremos que seas más quisquilloso sobre lo que piensas.

–Abraham

Leer más

Lo que creo y siento y lo que recibo es siempre igual. Y por eso, si quiero algo diferente de lo que he estado recibiendo, tengo que, de alguna manera, generar sentimientos diferentes.

–Abraham

Leer más

Eres el creador de tu propia experiencia en la vida, y como el creador de tu experiencia, es importante comprender que no es por virtud de tu acción, ni por virtud de tu hacer –ni siquiera es por virtud de lo que estás diciendo– que estás creando. Estás creando por virtud de tu pensamiento que ofreces.

No puedes hablar u ofrecer acción sin pensamiento vibratorio al mismo tiempo; sin embargo, frecuentemente estás ofreciendo un pensamiento vibratorio sin ofrecer palabras o acción. Los niños o bebés imitan la vibración de los adultos que los rodean mucho antes que empiecen a imitar sus palabras.

–Abraham

Leer más
Deseos y creencias son solo pensamientos y pensamientos…

Deseos y creencias son solo pensamientos y pensamientos…

Deseos y creencias son solo pensamientos y pensamientos. “¿Pide y se te dará?” Pides mediante tu deseo. Esa cosa que llamas deseo, eso es el pedir. No tienes que usar palabras. Solo tienes que sentirlo en tu ser –esa chispa de deseo. “Deseo esto, deseo esto, adoro esto, acojo esto, aprecio esto…” Ese deseo es el comienzo de toda atracción. Ese deseo es lo que pone lo eterno en la eternidad.

–Abraham

Mientras percibes algo, das a luz a un pensamiento, y este pensamiento ahora piensa. Y ahora que existe, ahora que ha sido conjurado, ahora que ha sido enfocado, ahora vibra. Ahora, por la Ley de la atracción, otros pensamientos de vibración semejante vendrán, y así comienza su expansión inmediatamente.

–Abraham

Leer más

Pin It on Pinterest